lunes, 4 de septiembre de 2017

Reseña Los Últimos días de Rabbit Hayes de Anna McPartlin

¡¡¡HOLA!!! 

No había tenido internet para compartir las novedades que tenía para el blog, pero en otras noticias, ya fue el sorteo vía Instagram pero falta el sorteo aquí en el blog pero para ese sorteo aún falta algo de tiempo para poder organizarlo y para ver que libro será bueno regalarles pero a lo que venimos, el blog tiene nueva imagen y esta nueva reseña de un libro que terminé hace unos días. 

Gracias a El Libro de Ale por regalarme este ejemplar. 


SINOPSIS:

Rabbit Hayes ama su vida, normal y corriente como es, y también ama la gente extraordinaria que hace que esta vida sea aún mejor. Ama a su ingobernable y vital familia: a su hija Juliet y a su marido Johnny Faye, ambos con un corazón de oro.

Pero el mundo parece tener otros planes para Rabbit, y ella lo aceptará sin más; porque Rabbit también tiene planes para el mundo, y sólo tendrá unos cuantos días para hacer que estos sucedan.

Una cuenta atrás en la que encontraremos una verdad que no olvidaremos nunca: una historia que nos hace sonreír ante las adversidades y las sorpresas que nos depara la vida, y que nos invita a encontrar la alegría en cada momento.


RESEÑA:

La novela está compuesta por 9 capítulos, que son los últimos días de nuestra protagonista, quien en realidad se llama Mia Hayes. En estos nueve días conoceremos la vida de esta chica y de las personas que la acompañaron a lo largo de este camino, desde su niñez, su adolescencia, su etapa de madre, la triste despedida y la difícil decisión de dejar a su hija a los 12 años de edad. Luego de superar el cáncer de mama, está enfermedad volvió a su cuerpo pero más fuerte y dejando sin posibilidad alguna a esta mujer de superarlo. A lado de Rabbit vamos a ir innumerables conciertos a lado de la banda de su hermano y el amor de su vida, Jhonny, con quien tiene una historia hermosa pero triste a la vez.

La novela tiene partes rosas como su relación con Jhonny pero está más centrada en la enfermedad y en el deterioro de Rabbit, su aceptación en el sentido de que no podrá hacerle frente está vez al cáncer y en la lucha de sus padres por no perder la fe en lo que inevitablemente pasaría. Las escenas que nos presenta la autora son conmovedoramente dolorosas pero acompañadas de humor pero la escritora nos ha regalado una historia con una protagonista fuerte, valiente, divertida incluso en los peores momentos y capaz, capaz de mostrarle al mundo que a pesar de la enfermedad que la aqueja, la vida debe disfrutarse hasta el último segundo que se nos brinde.

Su familia es súper importante para la historia, su madre es ese tipo de persona que no se rinde con nada, divertida y no le gusta recibir negativas como respuestas; su padre es un hombre que está perdidamente enamorado de su esposa desde el día en que la conoció y no ve la vida sin ella, así que confía ciegamente en que su esposa encontraría algún tratamiento para su hija así que cuando Molly pierde toda la fe en las posibles curas, su mundo se desmorona y se aferra a sus ideales religiosos.

Este libro fue difícil, el tema hace que el dolor de las personas que están plasmadas en el libro se transmita por las palabras hasta tus huesos y te eriza la piel, la mitad del tiempo tenía un nudo en la garganta a causa de la tristeza que sentía pero no podía dejar de leer, la historia es atrapante, la autora nos llevó en una montaña rusa de emociones del que no me arrepiento haber sido parte. Lo que más me gustó de este libro es que la autora nos deja muchas enseñanzas primordialmente la de vivir la vida día a día, no arrepentirse jamás por cada momento vivido, demostrar nuestro amor por los seres queridos y la del dejar ir cuando a pesar de no quererse soltar jamás las manos.

Se los recomiendo muchísimo ya que es un libro lleno de enseñanzas y como bien lo dice la portada, si eres fan de los libros de Jojo Moyes y Cecilia Ahern, este libro es para ti.